lunes, 24 de octubre de 2016

8:41
Las alianzas entre atletas y marcas son cada vez más conocidas y redituables para ambos. Tan sólo se espera que las ganancias de patrocinios deportivos a nivel global alcancen hasta los 45 billones de dólares para el próximo año. Platicamos con Jahir Ocampo, clavadista olímpico, y con Vicky Serrano, Gerente de Relaciones Públicas en New Era, para conocer más de estas alianzas clave tanto para deportistas como para marcas.

Para Jahir, uno de los factores decisivos para aliarse con una marca es que ésta sea un “match con mis objetivos y que sea del mismo perfil o que empate con la misma filosofía de vida que llevo”. Pieza clave para que la alianza sea exitosa, ya que las marcas buscan exactamente lo mismo: “Sobretodo compromiso, y que el atleta represente mi marca, con los valores y atributos que reflejan a la misma”, nos comenta Vicky.
Una sola muestra de la importancia de los deportes en el mundo digital y de la publicidad es la cantidad de tweets que se publican alrededor de esta rama. Como dato: el 49% de todos los tweets en esta plataforma son sobre deportes; por esto, las alianzas o patrocinios deportivos tienen mucha oportunidad de crecer. Para el atleta es una “oportunidad de incrementar mi audiencia, es un soporte comercial y un gran apoyo para obtener consolidación”, en palabras del clavadista olímpico. Y para la marca, a través del atleta se puede generar awareness entre sus usuarios y clientes.

“Para cualquier atleta, un patrocinio o alianza siempre facilitará alcanzar sus objetivos siempre y cuando el comportamiento personal respalde la disciplina deportiva” comenta Jahir. Los atletas requieren de patrocinios para entrenamientos y equipo, y otras necesidades esenciales mientras buscan conseguir la excelencia deportiva. “En promedio se buscan mínimo 3 patrocinios; 2 deportivos que te proveen de ropa, hidratación o cualquier aspecto que se relacione con la disciplina que se practica, y uno económico que apoye con gastos extras, como viajes y traslados”.
Por su parte, las marcas se pueden beneficiar al patrocinar a ciertos atletas o equipos porque obtienen exposición para su producto. Antes de tomar una decisión, la marca considera “el deporte que realiza, el perfil del atleta, los resultados que ha obtenido en el último año, sus logros, planes a futuro, actitud y el buen o mal manejo que tenga en redes sociales”, nos platica Serrano, pero sobre todo “el atleta debe reflejar los valores de la marca”.

Aunque a nivel mundial se conozcan casos como los de Michael Phelps y Under Armour, o David Beckham y Adidas, entre muchos otros, en México se maneja de forma diferente. “Las marcas en México enfocan los esfuerzos para campañas, patrocinios y alianzas a corto plazo. Sin embargo, esto no siempre beneficia a los atletas, ya que nosotros trabajamos a mediano o largo plazo”, exhibe Ocampo.
En realidad, un atleta se beneficia por las mismas razones por la que lo hacen los sponsors, pero “el fin suele ser diferente para cada uno, dependiendo de dónde entrene, sus necesidades y objetivos. Para mí es promover y difundir mi deporte y el estilo de vida de un atleta de alto rendimiento, dar a conocer lo que conlleva el sacrificio y proyectarlo de una manera diferente con el respaldo de una marca”.

0 comentarios :

Publicar un comentario